CONSTRUYE TU PLAN DE METAS II





¡Que nada ni nadie te impida soñar! ¿Hace cuánto tienes una idea por desarrollar, una decisión por tomar o simplemente algo que quieres comprar para ti? O mejor aún, ¿cuánto tiempo hace que ni siquiera te imaginas algo nuevo en tu vida?

Tal como lo prometí en el artículo anterior, te voy a presentar algunas reflexiones, acompañadas de técnicas muy precisas y eficientes que te llevarán a la acción para construir tu plan de metas.

¡Construye tu plan de metas! Perece sencillo, sin embargo es increíble pensar que las personas en general no tienen arraigado el valor de los sueños. Leíste bien, el valor de los sueños. ¿No me crees? Te invito que te preguntes: ¿Cuál es tu mayor sueño?; si te demoras más de 5 segundos es porque no lo tienes claro. Si es demasiado genérico, es porque tampoco lo tienes claro; como por ejemplo: mi gran sueño es la felicidad, la salud o desear un buen empleo.

“Construye tu plan de metas”, es una invitación a elaborar un programa completo con acciones y las técnicas adecuadas que te permitan, primero que todo, definir el objetivo, es decir, definir de manera específica ese gran sueño, pues de ello depende la orientación de la brújula que te indicará el camino adecuado para conseguirlo. Parece fácil, ¿verdad? Bien, regresa de nuevo a ese gran sueño en el que tardaste menos de 5 segundos en decirlo y te preguntas: ¿si cumplo con este sueño, hago feliz a mi familia? ¿Si lo cumplo, tendré la aprobación de las personas más cercanas? ¿Si lo logro, habrá un gran impacto en los demás? Si contestas de manera afirmativa a cualquiera de esas preguntas, ese sueño, ¡no es tuyo¡

No te preocupes, más del 85% de las personas que les preguntes, no contestarán en menos de 5 segundos cuál es su mayor sueño y si lo hace, no es específico y además, impacta en otras personas, no al dueño de ese sueño.

¿Sabías que tenemos alrededor de 6.000 pensamientos al día y tomamos un promedio de 300 decisiones diarias? Esta información es de mucha relevancia, pues es el soporte de “el secreto” y se convierte en el secreto del mismo. ¿Cómo así? “Los pensamientos son cosas y las cosas son pensamientos”. Una buena idea nace de un gran sueño, el cual se aterriza y se lleva a la acción. Así comienza la técnica de “construye tu plan de metas”: Debe aparecer primero un gran sueño, acompañado de un ferviente deseo, el simple sueño no lleva a la acción. Que sea un ferviente deseo, es el motor que te lleva a querer cumplir tu sueño.

El segundo paso en la técnica de “construye tu plan de metas” es plantear el objetivo lo más específico posible y expresarlo en términos positivos. La mejor forma para hacerlo es preguntarse: ¿si esto es lo que no quiero, entonces, qué es lo que sí quiero?

Por ejemplo, un cliente me dice que quiere bajar de peso. No es un objetivo muy específico, no está formulado de forma positiva y no genera alguna emoción que lo vuelva un ferviente deseo que lo motive para conseguirlo. ¿Te parece si lo transformamos?
Aplicando la técnica de “construye tu plan de metas” se hacen preguntas de orientación que tengan una gran carga emocional, como: ¿Cuál crees que es tu peso ideal, con el cual te sentirías pleno y seguro de ti mismo? La respuesta del cliente es 68 kilos. (En ese momento pesaba 96 kilos).

“Muy bien”, le digo al cliente y le propongo lo siguiente: qué te parece… “Quiero tener un peso saludable de 68 kilos”. Cómo lo ves así, ¿te suena?.
Lo anterior ya se acerca a un objetivo específico, en positivo y que genera emoción. Recuerda que la emoción es el motor del deseo ferviente, el cual se convierte en un pensamiento, que te lleva a vivirlo desde la emoción, que a su vez, impulsa la acción.

SER=THINK, FEEL, DO

Todavía falta un poco para que el objetivo transformado motive más y genere la acción necesaria para cumplirlo. De esto, hablaremos en el siguiente artículo, continuando con la técnica de “construye tu plan te metas” ¡Hasta entonces¡

Comentarios

Entradas más populares de este blog

IMPRONTA EMOCIONAL